Carrito

Cerrar

Tips para aplicar en casa y ser más feliz

Tips para aplicar en casa y ser más feliz

 

Tener una casa que genere felicidad sí es posible, pero no depende de la casa o de los muebles que están allí, si no de las personas que lo habitan y su estilo de vida que impregna el hogar y lo hace un espacio feliz incluso para sus visitantes. 

¡Personas felices, hogares felices!

¿Quieres una casa más feliz? Aplica estos 4 tips en tu vida y harán la diferencia.

 

1. Práctica la gratitud y valora tu hogar

El saber reconocer y valorar las cosas buenas que nos regala la vida, es una forma eficaz de potenciar la felicidad y más si lo hacemos al despertar. Agradece las pequeñas cosas del día a día y reconoce qué agradable resulta tener agua caliente, una cama cómoda o disfrutar de una buena taza de café en tu hogar antes de salir de casa. 

Algo que puedes hacer para que sea aún más sencillo de realizar es: rodearte de imágenes positivas, fotos de momentos felices, con tu pareja, tus hijos.... Y disfruta realmente del placer de vivir en tu casa y sentirte feliz en ella.

 

2. Plantas

Estos seres vivientes aunque se vean muy estáticos en nuestros balcones, mesas o ventanas realmente son poderosas. Las plantas expulsan dióxido de carbono por la noche por eso es mejor tenerlas afuera o lejos de las habitaciones durante este tiempo, pero en el día aportan oxígeno fresco y limpian el ambiente mientras regulan la humedad.

Además, absorben gases contaminantes, mejoran y purifican el aire y consiguen que el ambiente esté equilibrado. Si buscas dónde ponerlas y que le den un gran toque a tu hogar haz clic aquí.

 

3. Tiende tu cama al despertar

Las pequeñas cosas también importan, Charles Duhigg en su libro El poder de los hábitos dijo: “De alguna manera, esos cambios iniciales comienzan a desencadenar reacciones que pueden ayudar a arraigar otros buenos hábitos”. 

Por esta razón si tiendes tu cama al despertar sentirás una sensación de orgullo y te motivará durante el día esta emoción inicial, así podrás trabajar, estudiar y realizar todos tus pendientes con una actitud diferente haciéndote más feliz.

 

4. Realiza ejercicio

En nuestro día a día, nuestro cuerpo tiene un cierto nivel de gasto energético por la actividad física. Aunque no hagamos deporte, al salir de casa, desplazarnos de un lugar a otro o movernos en el trabajo, estamos realizando ejercicio físico, aunque sea mínimo.

 Sin embargo, cuando solo sometemos a nuestro cuerpo a esta escasa actividad física podrás tener debilidad en los músculos provocándote molestias, dolores musculares y la no eliminación del estrés acumulado y el cuerpo comienza a somatizar.

 Tener sesiones de estiramiento y ejercicio cambiarán toda tu rutina, estarás más tranquilo, activo y feliz. Desde luego contar con algunos elementos como una buena cuerda, un Steps o unas mancuernas para agregar peso al ejercicio, esto te harán mucho más eficiente y te mantendrán motivado. Si deseas equiparte haz clic aquí. 

 

Lector, recuerda una vez más que personas felices, hogares felices, cuando tú estás bien, no importa donde te encuentres vas a impregnar ese espacio de esa buena energía.